Nuestra historia

Todo comienza en 2010 cuando nos lanzamos a la piscina en plena crisis y creamos la Bodega 9+ en la Nou de Gaià, en la comarca del Tarragonès, con la idea de elaborar diferentes vinos de nuestros propios viñedos, influenciados por el mar Mediterráneo.

 

Decidimos trabajar la totalidad de las fincas en agricultura ecológica; 35 hectáreas de las cuales 17 son viñedos, 4 de olivos, 5 de sembrados y 9 de algarrobos.

 

Creemos que elaborar vinos ecológicos y sin sulfitos es, más que un capricho o una invención, una necesidad. Los contaminantes que están presentes no sólo en el aire que respiramos, sino a todo lo que comemos, la ropa que llevamos, el material que utilizamos, no hacen más que enfermarnos, debilitarnos, hacernos vulnerables. Volver a los orígenes es parte del proceso de cambio: cultivar la tierra con respeto, elaborar los vinos escuchándolos, abrir los sentidos a lo que nos rodea.

 

Siempre hemos apostado por dejar los conservantes atrás, no nos gustan los antisépticos y es por eso que no utilizamos sulfuroso en la mayoría de nuestros vinos. Trabajamos para hacer vinos conscientes para poder disfrutar con la familia, los amigos o con uno mismo, sin miedo a las consecuencias de un vino mal elaborado. Buscamos que todo sea justo y perfecto en su ámbito ...


No más incierta de tan vehemente la sorpresa con que recibes la luz que estalla tras el espejo opaco y los cortinajes angustiosos y pesados de este largo tiempo de prueba. Es así como la vida expresa su misterio y en reafirma la belleza. El entretejido del tiempo no muestra ninguna fisura, fluye siempre, ineluctable. Todo es perfecto y justo dentro de su ámbito. (MMI Pol)

 

El enólogo

Moisés Virgilio y Rovira es el enólogo e impulsor de Celler 9+. Nouenc de pies a cabeza, ha trabajado la tierra desde que era muy pequeño. Su pasión por la agricultura le llevó a estudiar Enología e Ingeniería Agroalimentaria.

Tras adquirir experiencia en bodegas de renombre y de varias vendimias en todo el mundo, se decidió a abrir su propia bodega.

Gracias a sus ganas de innovar en un sector tan reducido como el de los vinos ecológicos y sin sulfitos y al apoyo incondicional de su familia, la bodega crece y evoluciona siguiendo una filosofía clara: sostenibilidad y respeto por el entorno.